Category Archives: Blog de Hamburguesas

La baguette francesa desvancada por la hamburguesa

La baguette francesa desvancada por la hamburguesa

Ha pasado. Nadie se lo imaginaba en un país que se resistía. Un país que aplaudía y gritaba a los cuatro vientos lo orgullosos que estaban de su gastronomía (que lo seguirán estando, por supuesto) En Francia la venta de hamburguesas ha sido un 9% superior al sándwich de jamón y mantequilla baguette Hay que aclarar que la mayoría de las ventas de hamburguesas no se han producido en famosas cadenas de comida rápida, sino en restaurantes de servicio de mesa. Los franceses le han dado su propio estilo nativo. Y es que, en muchas ocasiones en vez de comer las hamburguesas con queso cheddar, las comen con su famoso queso Roquefort. ¡Me encanta que las adapten a su propia cocina!

Por esa regla de tres, ¿Qué tal estaría añadir a nuestras hamburguesas pamplonicas un poquico de ajoarriero en vez de ketchup? Pensadlo…

 

Leer también ¿Mayonesa o Ketchup?

Hamburguesas con ketchup o mayonesa

¿Mayonesa o Ketchup?

Este mundo se divide en dos tipos de personas: los que prefieren la hamburguesa con mayonesa y los que la prefieren con ketchup. Y punto.

El famoso Chef Alvin Cailan de la serie “The Burger Show” (os la recomiendo, la puedes ver en Youtube) es firme defensor de la mayonesa. ¿Por qué? Él señala que la mayonesa magnifica los sabores de los otros ingredientes, mientras que el ketchup (que básicamente es tomate con azúcar y vinagre) restan sus sabores. La mayonesa tiene un sabor más neutral y suave, mientras que el ketchup predomina notablemente.

Y tú de cuál eres ¿Ketchup o Mayonesa?

Lee también nuestro último post La Hamburguesa de gusanos de Ikea

La hamburguesa de gusanos de Ikea

La hamburguesa de gusanos de Ikea

Ikea no deja de sorprendernos. Siempre ha sabido atraer a sus establecimientos a los clientes con diferentes tácticas, pero también con la comida de sus instalaciones. Su aire nórdico y sus recetas suecas no traen indiferente a nadie. Pero ahora han querido ir más allá cocinando platos con “plantas” e “insectos”. Lógicamente son comestibles. ¡No os asustéis!

Una de sus nuevas creaciones es la “Bug Burger” que en español significa Hamburguesa de bichos. Su aspecto, la verdad, no congenia con su nombre porque tiene una pinta increíble. Destacan varios ingredientes: patatas, remolacha, chirivia (una hortaliza muy parecida estéticamente a la zanahoria aunque con un sabor muy distinto) y gusanos comestibles.

¿Os atrevéis a ir a probarla?

Hamburguesa con salsa de guacamole

Cómo hacer salsa Guacamole

Para los atrevidos os traemos hoy una receta muy sencillita para hacer salsa de guacamole. Algo inusual pero que está buenísimo en las hamburguesas. ¿Te atreves?

Necesitarás:
– 3 aguacates maduros
– 1 cebolla
– Jugo de limón
– 1 diente de ajo
– 1 tomate
– Cilantro
– Sal y vinagre

Procedimiento
Pela los aguacates y trocéalos hasta conseguir una masa. Pela también el tomate y la cebolla y agrégalos. Ahora puedes añadir el cilantro (al gusto), el jugo de limón, el diente de ajo y la sal y el vinagre (al gusto)
Puedes añadir también 2 chiles picantes si eres atrevido y quieres un resultado mucho más potente.

 

Ver también Cómo hacer salsa brava

La Historia de las Hamburguesas

La Historia de la Hamburguesa

No se sabe a ciencia cierta dónde se originó primero esta famosa receta a nivel mundial, pero se cree que fue en Hamburgo en la última década del S XIX, bajo influencias rusas. De ahí proviene el nombre de “hamburguesa”. De preparación rápida y con ingredientes asequibles, rápido se popularizó entre las clases medias y bajas, extendiéndose hasta Estados Unidos (quienes también reclaman la autoría de las hamburguesas) gracias a los marineros

Cómo hacer Salsa Brava

Las hamburguesas son un plato que nunca aburre por las múltiples formas que hay de comerlas y la cantidad de ingredientes y productos ecológicos con las que puedes aderezarlas. Todo depende cuán imaginativo seas.
Hoy os traemos un tipo de salsa muy popular en España, que nunca falta en tapas de patatas tanto fritas como bravas. Sí estamos hablando de la Salsa Brava.
Esta salsa es un gran ingrediente que tomará todo el protagonismo de nuestra hamburguesa, dedicada solo a los más valientes y amantes del picante.

Para realizarla sólo necesitaremos:

750 gramos de tomate de pera

Hamburguesas Pamplona - Salsa Brava

2 dientes de ajo
1 cebolla
1 cucharada de azúcar
Sal
1 cucharada de Pimentón Picante (que puede ser mezclado con pimentón dulce)
Pimienta negra
Cayena
Vinagre de Jerez
Aceite de Oliva

(Recordad que contra más naturales y ecológicos sean los productos, mejor sentarán a nuestra salud y organismo)

 

En primer lugar pelaremos los tomates y les añadiremos el azucar, mientras pela y pica la cebolla y los ajos. Añade aceite a la sartén para pochar la cebolla con un poquito de sal, todo esto a fuego lento. Una vez veamos la cebolla casi pochada, agrega el ajo y continúa cocinando hasta que veas la mezcla hecha.
Ahora es el momento de integrarlo con el pimentón (al gusto), la cayena y el tomate. Puedes añadirle un poquito más de sal si lo deseas. Sube el fuego un poco. Sigue removiendo el sofrito mientras viertes un chorrito de vinagre de Jerez. Cuando veas que comienza a hervir, disminuye el calor y continúa atento y removiendo hasta que se evapore casi todo el agua, momento en el que deberás vertir la mezcla en la batidora, retirando la cayena para conseguir un aspecto más sólido.
Y ¡voilá! Ya hemos conseguido nuestra salsa brava casera, que podremos agregarla a la hamburguesa, a las patatas, etc.
¡Espero que os haya gustado! ¡Contádnos qué tal os ha salido la salsa!

Hamburguesas de Salmón

Aunque parezca mentira, las hamburguesas no tienen por qué estar ligadas siempre a la carne. Comunmente nuestras querídisimas burgers se componen de ternera o pollo, pero no olvidemos que estamos hablando de una comida versátil que nos brinda la posibilidad de combinarlo como queramos y más nos plazca.
Hoy, en Hamburguesas Pamplona, vengo a dar a los amantes del mar una receta nueva y curiosa, pero a la vez deliciosa y ligera. La hamburguesa de salmón. Son perfectas para los peques de la casa, ya que es una forma original y divertida de comer pescado. Su preparación es rápida, sencilla y saludable, así que sigue leyendo y no te pierdas la receta.

Receta de hamburguesas de Salmón

INGREDIENTES
250 gramos de salmón (importante que no sea ahumado)
1 huevo
2 Rebanadas de Pan
1/4 de taza de cebollino fresco picado
Sal y pimienta al gusto
Aceite de oliva

PREPARACIÓN
1. En primer lugar debemos pelar el salmón y quitarle, si fuese necesario, las espinas. Acto seguido trocea el salmón en trozos pequeños.

2. Mezclamos los pequeños trozos de salmón con el huevo, el cebollino y la sal y pimienta hasta que todo esté bien mezclado y hayamos dado forma a las hamburguesas.

3. Toca freírlas en la sartén con aceite. La sartén es mejor que esté precalentada a fuego medio unos minutillos antes. La doramos al gusto. También podemos añadire unas gotitas de limón.

Ahora que ya tenemos el corazón de la hamburguesa hecho, podemos añadirle lo que queramos: Arroz, quinoa, verduras al gusto, queso, champiñones, crema de patatas… ¡Todo vale!
¡No te olvides de contarnos cómo te quedó al final tu hamburguesa de salmón!

Hamburguesas de anuncio

¿A quién no le ha pasado alguna vez ver esas hamburguesas perfectas en anuncios de televisión o en fotografías y, una vez que vas a degustarla compruebas que poco tiene que ver con esa apetitosa burger que viste? Esto suele suceder en conocidas cadenas de comida rápida que saben perfectamente que los consumidores comemos por la vista. Si algo no nos entra por los ojos, por muy bueno que esté, no nos convence.

En publicidad se trata de crear un mundo idílico, perfecto e impoluto, y esto no es más que una utopía. Sabemos que es absurdo ilusionarse por probar la pieza que se muestra promocionalmente, pero en el fondo, lo esperamos. Y luego vienen los desencantos.

Hamburguesa de Anuncio

Imagen

Aunque no lo sepamos, detrás de esa hamburguesa hay un trabajo riguroso y profesional para conseguir esas instantáneas. Resulta que fotografiar este plato es una ardua tarea de la que se ocupan verdaderos técnicos expertos. Los diferentes ingredientes de diversa índole colocados estratégicamente para construir la hamburguesa perfecta, pueden jugar a los fotógrafos una mala pasada si se desparraman, pues eso no queda bien en publicidad (Recordemos: todo en marketing es perfecto) Es imprescindible que se aprecie cada ingrediente en su sitio, y al ser perecederos, existen varios truquillos detrás de cámaras que hoy os vamos a revelar.

En este caso, la casa sí se empieza por el tejado. Lo primero es buscar la rebanada de pan perfecta. Éste debe ser mullido, hinchado, sin pliegues ni desperfectos y las semillas del pan están colocadas estratégicamente con pegamento donde mejor queden. Hay ocasiones en las cuales también se tuesta un poco la hogaza para darle más intensidad al color dorado.

Hamburguesa de anuncio

A continuación, el corazón de la hamburguesa, la carne. Se coloca encima de una fina plantilla para que por el peso de la carne no se hunda en el pan y no se vea en su totalidad para la foto. Debe quedar recta. Para darle ese aspecto de “a la parrilla” se suelen teñir los bordes, y el brillo que da jugosidad se le añade con aceites industriales. (¿Asqueroso verdad?) Debe estar fría para que al colocar el queso encima no se derrita rápido y estropee el trabajo. Para que quede un sólo un poco fundido, se le suele aplicar un poco de vapor o de calor con una cucharilla por las partes visibles.

Los ingredientes restantes deben rebasar el borde de la hamburguesa para que todos sean apreciables, pero sin pasarse. Para colocarlos en el lugar adecuado y unidos se suele utilizar alfileres. De este modo, ningún componente osará moverse para la foto. Estos elementos se colocan exclusivamente por la parte visible de la foto, es decir, la delantera y por detrás se ponen unos algodoncillos para que el pan superior esté alineado y no caiga por la parte trasera. Las salsas se agregan al final con una jeringa únicamente en los sitios donde se vaya a ver y de sensación de limpieza.

La fase final se la dejamos al Photoshop. Mediante programas de diseño, se corrige cualquier mínima imperfección que quede (que si se quedase ahí ni nos daríamos cuenta). Tersan las rebanadas de pan, eliminan cualquier agujero de semillas que cayeran por el camino, añaden más luz y brillo a los ingredientes para que parezcan más frescos o añaden intensidad a los colores. Hamburguesa siendo editada en Photoshop

Imagen

Ahora que conoces los trucos de las grandes cadenas de comida rápida ¿A que ya no tendrás tantas ganas de comerte esas hamburguesas tan apetitosas?

El restaurante del ataque al corazón

Los norteamericanos son los reyes de la comida basura, y eso se refleja en la cantidad de establecimientos fast food que recorren el territorio estadounidense. Sin embargo, existe un restaurante que destaca sobre todos ellos. Hoy, en el Blog de Hamburguesas Pamplona, hablamos del “Heart Attack Grill” (en español el restaurante del ataque al corazón). Situado en Las Vegas, maneja una temática de hospital donde el dueño es el médico y las camareras son enfermeras sexys que “recetan” la comida a los clientes, los cuales nada más entrar son vestidos batas típicas de hospital que han de ponerse. Sí, esas con la apertura por detrás.

Imagen

No obstante, esto no es lo que más llama la atención sino el menú. Su gama de productos no podría adecuarse más al nombre del restaurante. Tiene un récord por la hamburguesa más calórica del mundo: ¡10.000 calorías! Teniendo en cuenta que una persona normal y en su sano juicio consume unas 2.500 al día saquen sus propias conclusiones… Esta hamburguesa está compuesta por cuatro filetes de carne, 20 trozos de tocino, 8 lonchas de queso, cebolla roja, tomate y salsa. Todo por supuesto embadurnado en aceite de manteca.

Cada propuesta del menú engorda de solo pensarla. Ellos sí que saben cómo construir la hamburguesa perfecta: Single Bypass Burger, Double Bypass Burger, Triple Bypass Burger, Quadruple Bypass Burger… ¡hasta Octuple Bypass Burger!. (La Quadruple ByPass Burger obtuvo el récord mundial antes de que introdujeran a sus hermanas mayores) Y sí, habéis leído bien, las hamburguesas se llaman Bypass, y todo lo que sirven está apodado con nombres de enfermedades relacionadas con la obesidad. (Coronay Dog, Flatliner Fries…) Recetan también un menú para veganos: Fumar tabaco.

Imagen

Pero la cosa no acaba ahí. Si vas a pedirte la Quadruple Bypass Burger o alguna otra superior, piénsatelo. Si no consigues terminártela acabarás en medio del restaurante y una enfermera te pegará con una pala en el culo. Si eres algo parecido a un toro miura y la acabas, estás de suerte porque las enfermeras te llevarán en silla de ruedas hasta el coche. Además, si pesas más de 158 kg eres algo así como “cliente VIP” y podrás comer ilimitadamente para siempre (A no ser que adelgaces, claro).

¿Piensas que es una locura, verdad? Tal es la magnitud del restaurante que ya ha muerto un cliente en las instalaciones. En febrero de 2012 un “paciente” sufrió un infarto de miocardio mientras comía una hamburguesa triple y en abril del mismo año, otra persona tuvo que ser trasladada al hospital por una situación similar. Un año después, fue un trabajador del local de 260 kg que murió por un ataque al corazón.

¿Y tú?, ¿Te atreverías a visitar este restaurante?